/image/27/2/peugeot_fractal.82272.jpg

PEUGEOT i-Cockpit®

El Peugeot Fractal presenta una visión prospectiva del Peugeot i-Cockpit® para que la conducción sea todavía más una fuente de placer. Después del tacto y la vista, el oído tiene su papel protagonista en este coupé urbano eléctrico inspirado por el sonido

ACABADOS

i

En el salpicadero, las contrapuertas y la parte trasera de los asientos tipo báquet se han adornado con madera de roble negro mientras que una hoja de cobre que recuerda las conexiones de audio recorre todo el habitáculo y una serie de motivos anecoicos, realizados con impresión 3D, contribuyen al confort acústico. Finalmente, una tela en malla textil 3D viste los asientos en combinación con cuero blanco.

CONDUCCIÓN INSTINTIVA

Para controlar el vehículo en todo momento, el conductor se acomoda en un asiento cuya sujeción proporciona una sensación kinestésica del comportamiento dinámico del Fractal. Sus manos se posan de manera intuitiva en el compacto volante con un touch pad integrado en cada uno de sus brazos. Estas pantallas táctiles gestionadas con los pulgares controlan diferentes funciones y equipamientos del Fractal.

Delante del conductor, en su ángulo de visión, la instrumentación elevada combina una pantalla digital holográfica con una lámina de policarbonato inclinada 45°. El conductor puede organizar como desee la información de la pantalla digital de 12,3’’ y alta definición. La lámina de policarbonato inclinada refleja, con un efecto de profundidad, las informaciones complementarias proyectadas por una pantalla Amoled de 7,7’’.

A ambos lados del volante, el conductor dispone, al alcance de la mano, de diferentes toggle switches dispuestas en arco. El arco de la derecha incluye asimismo el botón de puesta en marcha de los motores eléctricos. Finalmente, una pantalla táctil Amoled de 7,7’’ se integra en la consola central para gestionar el conjunto de funciones del Fractal. Los pasajeros traseros disponen también de una pantalla para gestionar su propia ambientación.